EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

domingo, 6 de agosto de 2017

Cuando el arte explica. Vértigo




Era la primera vez que experimentaba tal sensación. Viajar siempre estuvo entre sus planes y prioridades, de hecho para eso había llegado a este mundo, incluso conocía que su diseño antropométrico incluía dicho pretexto. Sus extremos sucios mediaban por sobre distancias cortas de manera que hasta podían considerarse límites hermanos. El ingreso al habitáculo, acomodar los sentidos, verificar que nada se interponga al comienzo, instruirse debidamente sobre su rol en tan breve espacio físico, era el visado preliminar. 
A minutos de la salida estaba todo en orden, a tal punto que tuvo tiempo para relajarse y disfrutar escuchando de fondo la extraordinaria guitarra de Stevie Ray Vaughan interpretando Lenny, una de sus melodías instrumentales más célebres. 
Imprevistamente la pólvora estalló en el rostro, su nariz se oscureció, y un cansino aroma a quemado invadió su atmósfera individual. El viaje había comenzado, casi al instante la sangre del muerto estaba lavando esas impúdicas señales de cuna. A toda velocidad nació, y como lo exigía su egoísmo viajó, y como su pretexto demandaba, mató. La bala puede dar fe, para sí, de su vértigo y de sus extremos sucios, por ventura poco nos puede informar sobre ellos y el sendero que recorre.. 

Gustavo Marcelo Sala




No hay comentarios:

Publicar un comentario